Clave alta, clave baja

Clave alta, clave baja
28 de abril de 2022 Comentarios desactivados en Clave alta, clave baja Escuela on line escribeafer

Llevamos varios capítulos hablando de la luz y de cómo jugar con la exposición para conseguir imágenes diferentes a partir de una misma realidad. Muy relacionado con esta manera de exponer se encuentra el concepto conocido como clave. En fotografía denominamos así a la tonalidad general de la imagen.

Efectivamente, la manera en que jugamos con los claroscuros y representamos las variaciones tonales supone una de las herramientas de composición más importantes. No sólo porque representa el volumen y da profundidad a la escena, sino también porque sirve para llamar la atención del espectador sobre la zona iluminada.

Pero también podemos transmitir sensaciones creando una atmósfera determinada jugando con la luz, el vestuario, los fondos… en definitiva, con los elementos que componen la imagen.

Clave alta

Se denomina así a la imagen en la que predomina la luz y los tonos claros. Este tipo de imágenes transmiten alegría, entusiasmo, positivismo…

Un retrato en clave alta incluirá elementos luminosos. ©FG

Para construir estas imágenes debemos incluir en la fotografía elementos claros. Si se trata de un retrato, vestiremos a la persona de tonos vivos y la situaremos sobre un fondo blanco. Si hacemos un paisaje, buscaremos los elementos más luminosos del entorno. Al realizar un bodegón incluiremos piezas claras.

También en la naturaleza podemos realizar fotos en clave alta. ©FG

No se debe confundir la clave alta con la sobreexposición, aunque tiende a ella. Se puede conseguir una imagen en clave alta perfectamente expuesta. Lo sabremos porque la imagen tendrá detalle en todo el rango tonal, aunque predominen las luces.

Clave baja

Se denomina así a la imagen en la que predominan las sombras y tonos oscuros. Este tipo de imágenes transmiten misterio, incertidumbre, drama…

Una imagen en la que predominan los tonos oscuros transmite misterio, dramatismo. © FG

Para construir imágenes en clave baja debemos incluir en la fotografía elementos oscuros. Si se trata de un retrato, vestiremos a la persona de tonos apagados y la situaremos sobre un fondo negro. En paisaje, buscaremos los elementos más apagados del entorno. Para crear un bodegón en clave baja colocaremos piezas oscuras.

También podemos crear bodegones en clave baja. ©FG

No se debe confundir la clave baja con la subexposición, aunque tienda a ella. Se puede conseguir una imagen en clave baja perfectamente expuesta. Lo sabremos porque la imagen tendrá detalle en todo el rango tonal, aunque predominen las sombras.

También podemos construir escenas que presenten un alto contraste entre luces y sombras. Este tipo de imágenes aporta fuerza y teatralidad.

Etiquetas