Propiedades del color

Propiedades del color
19 de mayo de 2022 Comentarios desactivados en Propiedades del color Escuela on line escribeafer
Propiedades del color

Si en el capítulo anterior hablamos de las propiedades físicas del color, hoy te vamos a descubrir la manera definir un color mediante sus atributos. Así se dice que las propiedades del color son tono, saturación y brillo. También se conoce por sus siglas en inglés: HSB –Hue, Saturation, Brillance–.

Tono o matiz

Se denomina tono a lo que comúnmente conocemos como «color». Por ejemplo, el tono de la sangre es el rojo. Se trata del estado puro del color, sin agregar blanco o negro. Viene asociado con la longitud de onda dominante y nos permite distinguir el rojo del azul.

Se refiere al recorrido que hace un tono hacia uno u otro lado del circulo cromático por lo que el verde amarillento y el verde azulado serán matices diferentes del verde. Los tres colores primarios representan los matices primarios y mezclando estos podemos obtener los demás matices o colores.

Saturación o Intensidad

Llamamos saturación a la pureza de color. La saturación de rojo de una fresa es mayor que la del rojo de unos labios. También llamada «Croma», representa la intensidad de un color determinado, la viveza o palidez del mismo.

Se puede relacionar con el ancho de banda de la luz que estamos visualizando. Los colores puros del espectro están completamente saturados. Un color intenso es muy vivo. Cuanto más se satura un color, mayor es la impresión de que el objeto se está moviendo.

También puede ser definida por la cantidad de gris que contiene un color: cuanto más gris, menos «saturado». La saturación se reduce al añadir su opuesto en el círculo cromático. Para desaturar un color sin que varíe su valor, hay que mezclarlo con un gris de su mismo valor.

Un color intenso perderá su saturación a medida que se le añada blanco. Basándonos en estos conceptos podemos definir un color neutro como aquel en el cual no se percibe su saturación.

Valor o Brillo

Indica la cantidad de luz –claro u oscuro–. Ayuda a crear sensaciones espaciales. Así, porciones de un mismo color con diferencias fuertes de brillo definen porciones diferentes en el espacio. Una gradación va a dar sensación de contorno, de continuidad de un objeto en el espacio. Un color mezclado con blanco da como resultado un valor más alto mientras que si se le agrega negro, se obtiene un valor más bajo.

Definir el color

Estos parámetros se utilizan para nombrar los colores en función del valor que tengan de cada uno de ellos. Sin embargo, en función del uso al que vaya destinado ese color, también se puede nombrar con su nivel de rojo, verde o azul si nos referimos a síntesis aditiva –valores RGB–.

Si vamos a utilizar ese color para imprenta, utilizaremos los porcentajes de tinta cyan, magenta, amarillo y negro, –valores CMYK–. Cuando los colores se usan en la Web se suelen denominar por su valor hexadecimal. Un valor de seis dígitos que representan la intensidad de rojo, verde y azul.

Tomemos por ejemplo una muestra de color del cielo de una fotografía.

Selector de color de Adobe.

La muestra tomada aparece en el selector con un círculo blanco. Ese color corresponde al tono 219 con un 76 % de saturación y un 72 % de luminosidad. En la síntesis aditiva se representaría con los valores R44, G92 y B 185. Mientras que para imprenta se pediría un 92% de cyan y un 62% de magenta.

Etiquetas