El histograma

El histograma
29 de abril de 2021 Comentarios desactivados en El histograma Escuela on line escribeafer

Seguro que has oído hablar con frecuencia del histograma, pero te preguntarás ¿Qué es eso, cómo se interpreta y cómo puede ayudarme a mejorar mis fotos? Sigue leyendo para resolver estas y otras preguntas

La pantalla de tu cámara digital muestra una representación JPEG de la imagen que has tomado. Aunque guardes en formato RAW –en capítulos posteriores explicaremos qué este formato–. En parte por este motivo y en parte por las condiciones de luz en las que examinas tu fotografía, lo que ves tiene una fiabilidad relativa. Por ello, para conocer la exposición real de la fotografía utilizamos el histograma.

Se llama así al gráfico que muestra la distribución de los píxeles de una imagen según sus valores tonales. Mirando el histograma podemos conocer los datos objetivos de la foto acerca de su exposición. 

El histograma muestra la información de luminosidad de la fotografía.

El histograma lo podemos ver en la pantalla de la cámara eligiendo la opción correspondiente en el menú de reproducción. Hay que tener en cuenta, no obstante, la fiabilidad relativa de este histograma ya que, como decíamos, hace referencia a una representación JPG de la imagen, no a la imagen real. 

¿Cómo interpretar el histograma?

Para interpretarlo, tienes que fijarte en la forma que tiene el gráfico que se muestra. Se trata de un eje de coordenadas: El X indica el número de píxeles de una luminosidad determinada mientras que el Y indica la luminosidad propiamente dicha, de tal manera que en la parte izquierda aparecen los tonos oscuros mientras que en la derecha las luces. El histograma transcurre, por tanto, desde el negro absoluto al blanco absoluto, mirado de izquierda a derecha. 

Fotografía oscura

En una fotografía en la que abundan los tonos oscuros y las sombras, el histograma aparece desplazado hacia la izquierda.

Fotografía neutra

En una fotografía que muestra un equilibrio entre luces y sombras con información tanto en unas como en otras, el histograma aparece centrado.

Fotografía luminosa

En una fotografía en la que abundan los tonos claros y las luces el histograma es más alto por la parte derecha.

No obstante, no debe confundirse que el histograma se desplace hacia la izquierda o a la derecha con una foto sub expuesta o sobre expuesta. En los casos mostrados arriba, las tres fotos están correctamente expuestas, pero muestran tonalidades diferentes. Lo sabemos mirando el histograma porque en los tres casos llega de extremo a extremo del eje de luminosidad. Una imagen muy contrastada tendría forma de U; cada “pata” de la U indicaría las zonas oscuras y las claras de la imagen. 

Si el gráfico no completara el eje por alguno de los extremos indicaría exposición incorrecta. Si falta información por la derecha significa sub exposición; si falta por la izquierda, sobre exposición. 

Histograma de una fotografía sub expuesta. Falta información en la parte derecha.
Histograma de una fotografía sobre expuesta. Falta información en la parte izquierda.

 

No olvides, no obstante, que el histograma no es más que una referencia de la información de la luminosidad de la fotografía. Una foto buena o mala no se define por su histograma sino por su contenido. Sobre este gráfico debe prevalecer tu intención. En ocasiones fotos excesivamente oscuras o excesivamente claras representan mucho mejor la intención del fotógrafo que fotos con luminosidades equilibradas.

Alerta de gama

Tan importante, o más, que el histograma nos parece el aviso de alerta de gama. Se trata de una señal luminosa que parpadea para indicarnos qué zonas de la imagen aparecerán completamente quemadas por exceso de luces o empastadas por abundancia de sombras.

No todas las cámaras cuentan con las dos opciones. La mayoría sólo muestran el aviso de altas luces. Puesto que las opciones para activarlo o desactivarlo varían mucho en función de cada modelo, te recomendamos que acudas al manual de tu cámara para ver dónde se activa y cómo se visualiza.

Se trata de una buena referencia para corregir las fotos en el momento de la toma. La zona que parpadea carece de información, bien por exceso, bien por defecto y aparecerá en la foto con píxeles absolutamente blancos o absolutamente negros. 

En cualquier caso, también debemos valorar dónde aparece ese aviso y si esa zona tiene importancia en nuestra imagen. Por ejemplo, puede aparecer con frecuencia en bombillas o pequeños reflejos que no haría falta corregir. Si, por el contrario, se muestra en el cielo de un paisaje, sí debemos tomar medidas.

Cuando tenemos activada la alerta de gama parpadean las zonas quemadas de luces (macha negra) y de sombras (mancha blanca).
Etiquetas