Fotografía móvil

Fotografía móvil
20 de octubre de 2022 Comentarios desactivados en Fotografía móvil Escuela on line escribeafer

A veces, para excusar una foto mala decimos: Es que la hice con el móvil. Sin embargo, los teléfonos móviles incorporan cada vez mejores cámaras que, en algunos casos, llegan a competir seriamente con las «grandes». Por eso, no hay disculpa. Las fotos las hacen las personas, no las cámaras. Eso nos lleva a tratar en este capítulo y los próximos un tema de plena actualidad: la fotografía móvil. Vamos a darte algunos consejos para mejorar tus fotografías con el teléfono.

Antecedentes

Ayer, cuando comenzó la fotografía digital y los principales fabricantes libraban grandes batallas por ofrecer más píxeles que su competidor, pocos sospechaban que hoy todos llevaríamos siempre una cámara digital en el bolsillo. En la mayoría de los casos, bastante mejor que aquellas que entonces costaban grandes cantidades de dinero.

Fujifilm FinePix S1 Pro. Lanzada en 2000 ofrecía 6,13 Mpx y costaba más de 3.000 €. ©Wikipedia

Nos referimos al teléfono móvil. Ese invento que, entre las numerosas aplicaciones que cada día suman a sus características, incorpora cámaras fotográficas capaces de competir con muchos modelos de compactas. Ya no resulta extraño encontrar en los catálogos de las principales marcas de telefonía móvil modelos con alta resolución y múltiples objetivos.

Xiaomi 12 T Pro. Lanzado en 2022. 200 Mpx de resolución máxima, se puede comprar a partir de 800 €. © Xiaomi.

Sin embargo, para un aficionado a la fotografía, la principal ventaja de este aparato frente a otro tipo de máquinas, no hay que buscarla tanto en la calidad, cada vez mayor, sino la posibilidad de llevar siempre encima una cámara de fotos. Rara vez no llevamos el teléfono en el bolsillo. Por eso, aunque dispongamos de una cámara fotográfica de alta gama, el teléfono, puede convertirse en nuestra cámara más utilizada.

Además de los muchos avances técnicos, la principal ventaja del móvil sigue siendo que lo llevamos siempre encima. Vivo X80 Pro. ©Vivo

Sin embargo, para lograr los mejores resultados conviene, sobre todo, conocer bien sus limitaciones así como recordar una serie de recomendaciones que también pueden servir para algunas cámaras de gama baja.

En cualquier caso, recuerda que aunque obtengamos resultados muy satisfactorios, no se trata de sustituir a ninguna otra cámara sino de complementarla.

Conoce tu cámara

Da igual que tengamos entre manos una compleja cámara de objetivos intercambiables o una coqueta compacta. Debemos empezar por conocer bien la herramienta con la que vamos a trabajar para saber las posibilidades y limitaciones que encontraremos a la hora de realizar las fotografías.

La mayoría de los teléfonos disponen de opciones que ignoramos. Sony Xperia Pro I. ©Sony

Para ello resulta altamente recomendable leerse el manual. Si nos da pereza, debemos, al menos, trastear un poco con las diferentes opciones antes de enfrentarnos a la instantánea. Ajuste de blancos, sensibilidad, modos de escena… La mayoría de usuarios desconoce que su teléfono permite cambiar estos y otros parámetros. Por ello, debemos investigar para saber donde se encuentran y cómo variarlos según conveniencia.

Revisa las opciones de configuración de calidad y proporción de imagen.

Máxima calidad

A la hora de configurar la cámara del teléfono olvídate del ahorro de espacio en la tarjeta y piensa en las fotografías que deseamos obtener. No merece la pena perder tamaño en la foto por unos pocos megas en la tarjeta. Por eso, elige siempre la máxima resolución y calidad de que disponga tu equipo.

Presta también atención a la proporción. Muchos teléfonos actuales vienen configurados por defecto con la relación de aspecto de su pantalla. Esto está muy bien para ver las fotos en el propio teléfono, pero cuando vas a imprimirlas te llevas la sorpresa de que no se corresponde con ninguna proporción de papel y hay que recortarlas.

Limpia la lente

Parece obvio pero suele olvidarse. El teléfono va siempre en el bolsillo o en las manos y pocos son los modelos que protegen las lentes con tapa por lo que cuando vamos a disparar, el cristal del objetivo suele estar manchado de la grasa de la piel, con polvo o partículas textiles que pueden estropear una buena toma.

Lo ideal sería limpiarlo con una bayeta de gafas, pero no siempre la tenemos a mano. Por eso, aunque no resulte la mejor opción, bastará la esquina de la camisa.

Cuidado con el zum digital

El zum digital, no sólo de los teléfonos sino también de cualquier tipo de cámara, es un falso zum. En realidad recorta la porción de imagen que enmarcamos y remuestrea el resultado final interpolando los píxeles para ofrecer el tamaño final de imagen adecuado. Por eso, aunque nos parezca que acercamos el objeto a fotografiar, en realidad estamos empobreciendo la calidad de la fotografía de la misma manera que si corrigiéramos el encuadre en el ordenador.

En los modelos de teléfono más recientes, solucionan este problema con la resolución de reserva. Es decir, los sensores cuentan con una resolución muy alta que sólo utilizan cuando recortamos la imagen haciendo zum. De este modo no tienen que interpolar.

Una vez más, te recomendamos que repases las características de tu aparato para saber cómo se comporta tu modelo en concreto.

En el teléfono las imágenes suelen verse muy bonitas. La sorpresa viene cuando ampliamos… ©FG

En cualquier caso, siempre puedes acercarte tú mismo al objeto que quieres fotografiar. Si no resulta posible, siempre será preferible cambiar la idea y modificar el encuadre.

Esto nos obliga a pensar mucho más la foto, pero obtendremos un mejor resultado. Un caso típico: intentamos captar un animal que está lejos utilizando el zum digital; creemos haberlo «cazado» pero cuando vemos la foto en el ordenador, encontramos tan poca nitidez que no habrá merecido la pena. Si, por el contrario, ampliamos el encuadre e incluimos el ambiente en que se encuentra, lograremos una foto mejor, aunque tampoco se vea el animal.

Uno de los avances más importantes que presenciamos a diario en los nuevos terminales fotográficos se encuentra precisamente en la óptica. Los modelos más recientes ya incluyen, no sólo varios objetivos con distintas distancias focales, sino incluso zum ópticos similares a los que usamos en las cámaras fotográficas.

El conocimiento, una vez más, de las características de nuestro aparato y sus posibilidades de utilizar las distintas ópticas contribuirán a mejorar los resultados y sacar el máximo partido de las diferentes distancias focales.

Más consejos

Aún tenemos más ideas que darte para que puedas mejorar tu fotografía móvil. Como prestar mucha atención a la luz, cuidar especialmente el encuadre, etc… Pero tendrás que esperar a la próxima semana, que continuaremos esta serie.

Etiquetas