El momento decisivo

El momento decisivo
3 de marzo de 2022 Comentarios desactivados en El momento decisivo Escuela on line escribeafer

El término «momento decisivo», tan escuchado cuando hablamos de fotografía lo acuñó Henri Cartier-Bresson. Fotógrafo francés del siglo XX, puede considerarse el padre de la fotografía callejera. Hace referencia a ese momento congelado que se habría perdido de no haberse realizado la fotografía.

Al fin y al cabo, hay que tener en cuenta que una fotografía es una fracción de segundo congelada de la vida por lo que elegir el momento adecuado y no otro puede diferenciar completamente dos fotografías similares.

Cierto que no todas las fotografías que podemos tomar dependen del instante. Sin embargo, con frecuencia, disparar unos segundos antes o después puede ocasionar fotografías brillantes o calamitosas.

Esta novia no anunció el lanzamiento del ramo, por eso las invitadas charlaban distraídas, pero permaneciendo alerta a lo que sucedía, se pudo captar el momento decisivo. © FG

Al contrario de lo que muchas personas piensan, conseguir la foto adecuada en el momento preciso no depende de la suerte, sino de la observación, de la anticipación y de la paciencia para esperar a que las cosas sucedan como nosotros queremos.

Cartier-Bresson también asociaba el término al equilibrio entre los elementos. Disparar en el momento decisivo no sólo sirve para capturar momentos únicos o irrepetibles. La espera o anticipación del fotógrafo sirven para colocar los elementos dentro del encuadre exactamente como queremos y que así el diseño de nuestra fotografía resulte adecuado.

Muchos fotógrafos estaban pendientes de los fuegos, pero pocos de lo que sucedía bajo las explosiones. © FG

Ráfaga

En ocasiones, la ráfaga puede servir de ayuda. No obstante, recomiendo fiarse más de la observación y la anticipación. Ahora que las fotos no cuestan dinero puede pensarse que captar muchas facilita el trabajo. Sin embargo, después hay que seleccionar y encontrar la buena. Algo que, con frecuencia, ocasiona más trabajo frente a la pantalla y más desagradable que esperar en la calle a que suceda «el momento decisivo».

En ocasiones la ráfaga ayuda a obtener el momento decisivo, pero no hay que confiar únicamente en ella. © FG
Etiquetas